Autorretrato

 

Autorretrato

 

Lola tenía un don, era una excelente dibujante, todos le reconocían su habilidad, su sensibilidad y su capacidad de observación para captar detalles que hacían de sus dibujos algo especial, a pesar de utilizar sólo un lápiz y un borrador. Sus amigas constantemente le aconsejaban tomar clases de pintura para dar vida y realismo a sus bosquejos.

 

Decidida a potencializar su talento y aprender a pintar figuras humanas, empezó a buscar cursos para principiantes y al fin se inscribió en uno. En la primera clase Alfredo, el maestro, les platicó sobre los exponentes más importantes de la pintura y del uso de los colores, de los matices, de la luz que se logra con una combinación correcta y permite proyectar  algo más que líneas: sentimientos. En la segunda clase se comentó sobre la importancia de las figuras geométricas y la utilización de las mismas.

 

Lola capitalizaba todas las clases, se sorprendió al conocer que la combinación de colores permite expresar armonía, calidez, desesperación, pasión, odio, sentimientos; ella con las tonalidades de gris que impregnaba en sus bocetos hechos a lápiz nunca logró que otros percibieran alguna emoción.

 

Alfredo no se cansaba en repetir a sus alumnos

 

-La piel es el limite de nuestro cuerpo, pero no es el limite de nuestra creatividad, es donde realmente comienza la vida, las sensaciones, las emociones.

 

Él reconocía los avances de sus alumnos, les daba consejos y los ayudaba clase a clase a mejorar; Alfredo reconoció el don de Lola y disfrutaba los diseños que clase a clase trazaba. Pintaron flores, bodegones, objetos diversos, las últimas sesiones las planeó para enseñarles a dibujar cuerpos desnudos y en especial rostros en los que se expresaran sentimientos.

 

Como tarea final de curso, Alfredo propuso a los alumnos hacer una exposición cuyo tema central sería el autorretrato. Las sesiones le permitieron conocer un poco de cada uno de los alumnos y tenía una idea de lo que presentarían. Con relación al trabajo de Lola no le quedaba duda; sería el mejor de la clase y apostó consigo mismo ¡será un desnudo! pero esperaba sorprenderse con lo que hicieran todos.

 

Para Lola sería la primera vez que intentaría pintase ella misma, era un reto. Decidió un desnudo de cuerpo completo; sin embargo, cuando llegó a la cara se preguntó ¿me pintaré cómo soy o cómo quisiera ser? Mientras tomaba la decisión comenzó un desnudo cubista, pero la indecisión sobre su rostro, la sumió en un estado de nostalgia que la llevó a utilizar colores marrones y opacos; sin embargo, nuevamente al tratar de hacer su fisonomía se formuló nuevamente la misma pregunta sin contar con una respuesta. Pasaban los días y no quería enfrentarse al problema, contaba con poco tiempo y se encontraba ante una encrucijada. El jueves tomó la decisión de no presentarse y con eso daría fin a tal cuestionamiento.

 

Durante las noches subsecuentes soñó con mujeres desnudas sin rostro que le llamaban y le decían –Es tú oportunidad de mostrarte al mundo como eres, ¡pinta! El sábado, ya desesperada comenzó una nueva pintura; utilizó todos los colores sin un orden previo, todos los pinceles para crear texturas diferentes. Durante horas pintó sin descanso hasta ver su cuadro terminado. Se recostó unos momentos y se alistó para ir a su última clase.

 

El maestro había dispuesto en el salón de la galería un caballete para cada alumno con su respectivo nombre, los instaló de forma circular, uno a uno descubrió su obra y explicó su significado. Llegó el turno a Lola, al descubrirlo como si se asomara de un cuento apareció la cara de una anciana, que parecía empujarse hacia fuera con la mano, a simple vista horrible, llena de arrugas, con ojos grandes y boca pequeña.

 

Todos sorprendidos se preguntaban ¿qué relación tenía esa mujer con Lola? Ella comenzó su explicación:

 

–Esa mujer, soy yo, ¡sí una anciana! Cada arruga representa una experiencia positiva, gente que he conocido a lo largo de mi vida y sus enseñanzas fueron tan intensas que la han marcado y al no querer olvidarlas pretendo que se queden tatuadas en la cara, si observan los ojos, éstos tienen luz, porque es lo quiero proyectarle a la gente ¡vivacidad!, ¡alegría!, ¡armonía!, tiene una sonrisa discreta la cual es amistosa, pero al mismo tiempo reservada para darme el tiempo suficiente de conocer a las personas y formarme un criterio sobre ellas; tiene una oreja descubierta como muestra de la atención que pongo en cada una de las conversaciones; la mano es por camaradería, ofrecimiento de amistad ante cualquier situación, y la nariz es mediana y ancha haciendo una analogía a los lobos, los cuales son capaces de oler a grandes distancias el peligro y el miedo, en eso estoy trabajando y espero perfeccionar. Así me dibujé porque así me percibo.

 

De repente un aplauso llenó el ambiente y Alfredo con ojos brillantes y una sonrisa agradeció a Lola su explicación y comentó:

 

–En cada curso, espero que mis alumnos me sorprendan y tú lo has hecho, ¡buen trabajo!

5 respuestas a Autorretrato

  1. Fernanda dice:

    ¡Buen trabajo! Es una historia bonita y estimulante, tómese como parte del aplauso que llenó el ambiente.

  2. Alisma dice:

    Hola:

    Me gustó mucho la historia; la manera en que ella decide pintarse me encantó.

    Bastante motivante, como dice Fernanda… en especial para mí que por estos días no parezco capaz de unir consonante con vocal y estoy a punto de claudicar.

    Saludos😉

  3. Hola a todos. Siguen mis comentarios.
    Antes que nada reconoceré que el “corazón” de este texto me parece bien puesto en su sitio (y la lectura o interpretación que hace la protagonista de su propio cuadro es linda). Sin embargo, la ejecución no me convence. Me explico: no hay nada de malo en los buenos sentimientos que se sugieren; se trata más bien de la forma en que se nos sugieren, pues el texto nos indica cómo debemos leer lo que se representa en el cuadro, en lugar de dejar a cada lector la interpretación de la imagen. Además, el texto no parecía que fuese a girar alrededor de la forma en la que Lola se percibe a sí misma, sino de su aprendizaje en el dibujo. Tal vez si desde el principio se involucrara la idea de que esa percepción es importante el texto completo resultaría más natural.

    Es importante notar esto: los buenos sentimientos, la alegría, la felicidad son de los temas más difíciles en una historia, pero esto no quiere decir que no deban intentarse.

    Dos detalles:

    a) el estado en el que Lola se encuentra a la hora de no poder trabajar en el dibujo de su cara no me parece que sea de “nostalgia”, como dice el texto. Tal vez se podría encontrar otra palabra más exacta.

    b) esta enumeración: “armonía, calidez, desesperación, pasión, odio, sentimientos”, no me parece lograda porque algunos de los términos podrían quedar incluidos en otros. Existen las llamadas enumeraciones heteróclitas, donde los términos deliberadamente pertenecen a categorías muy distintas para sorprender o divertir, pero esta enumeración no tiene la intención de ser heteróclita (una lista heteróclita podría ser, por ejemplo, “armonía, telegrama, pera, tigre, el número cuarenta y siete, Juan Sebastián Elcano” o cualquier cosa parecida).

    Saludos y seguimos…

  4. ange1ica dice:

    Hola:

    Me gusta la historia, es estimulante, definitivamente todo depende del cristal con que se miren las cosas.

  5. caskabel dice:

    Hola,
    La historia refleja una enseñanza, una mirada sobre los acontecimientos que estan mediadas por la interpretación del autor, creo que este es un estilo de contar. Creo que los lectores percibieron un cuento con moraleja. Si esta era la intención del autor, está bien lograda. Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: