La glorieta de la fuente

Eduardo.

Cuando Gerardo comenzó a trabajar en la agencia de publicidad se encontraba feliz. Le dieron la oportunidad de ser mensajero de la empresa y de aprender como ayudante de dibujante, habilidad que se le facilitaba mucho desde pequeño. Gerardo era un chico tímido e introvertido, sobretodo con las mujeres, a las cuales veía como algo inalcanzable. Meses mas tarde se encontró con una dicha nunca antes experimentada. No perdía la oportunidad para ir con el jefe y toparse con ella; Sus ojos eran de color claro y tenían un encanto que los hacia parecer muy soñadores, sus mejillas siempre chapeadas y su sonrisa tan llena de vida contagiaban alegría. Pero lo que a Gerardo mas le embriagaba, era el poder ver cuando ella se movía de un lugar a otro, o cuando la observaba salir del trabajo y cruzar al otro lado de la calle, atravesando esa pintoresca glorieta con la fuente en medio, la cual ella rodeaba graciosamente para llegar del otro lado. El veía sus piernas, sus pies tan perfectos, sus caderas, sus nalgas, era como ver el cuerpo de una diosa con la que Gerardo soñaba despierto.

“Me gusta cuando ella me pega un puñetazo en el brazo, dicen que cuando la gente se tiene esa confianza es porque hay algo entre esas dos personas”, se emocionaba Gerardo con esos pensamientos. Un día que no se encontraba el jefe en la oficina ambos estaban charlando animadamente y sin ningún recato “a mi me gusta mucho el cine, ¿un día deberíamos de ir juntos no?”, comento él con picardía, pero sin realmente esperar ninguna respuesta. “Cuando quieras vamos”, respondió Araceli. Ese fue uno de los días mas felices y emocionantes de su vida, sentía que flotaba al caminar, que la vida era hermosa, y que él, un simple lacayo del montón, iba a tener la oportunidad de salir con una diosa. El estaba muy nervioso, nunca había estado tan cerca de una mujer. La película que se exhibía era Los amantes del círculo polar, sin embargo el no pudo concentrarse en la película, estaba perdido pensando en como debía de actuar, como acercarse a ella y no ser rechazado o no parecer un estupido. Entonces, rebelándose en contra de su voluntad pasó el brazo por encima del hombro de ella y comenzó a acariciarle el rojizo cabello rizado. El esperaba una reacción negativa de parte de ella, pero no la hubo. “¡Uff!, ¡Eeeeehhh!, ella esta de acuerdo”, el corazón le latía a mil por hora. Entonces le comenzó a acariciar sus mejillas con el extremo de su dedo pulgar, después suavemente con las yemas de sus otros cuatro dedos. Ella se acercó a él y lentamente y como en una historia de fantasía estaban uniendo sus bocas y saboreando todo su ser el uno del otro. Ese momento sería inolvidable para él, a partir de ahí su vida fue otra.

“Te invito a mi casa en navidad, por primera vez en muchos años mis Papás se van a ir de viaje” decía él. “¿Y tu no iras con ellos?” “Los alcanzare para el día veinticuatro pero dejan el departamento desde antes, así que podremos estar juntos sin que nadie nos vea, para que tu puedas estar tranquila” “Mmmm sale, pero tenemos que vernos temprano para que yo pueda regresar sin problema a mi casa” “De acuerdo, voy a tener todo listo”. Ese día, el se preparo hasta el cansancio, pensó en que música poner, en que cama iban a usar, cual seria el programa del día, etc. Después de un largo viaje de más de una hora a la parte norte de la ciudad, llegaron con muy buen tiempo a la casa de él. “Te voy a poner unos discos, te gusta Marisela?” “Si, me encanta” respondía Araceli sentada en uno de los sillones de la salita. La canción de la pareja ideal sonaba y ellos se besaban apasionadamente, bailando en el centro de la sala; De ahí se fueron dirigiendo a la recamara paso a paso, llegaron al pie de la cama de sus Papás de Gerardo y ella se recostó, poniendo su cabeza sobre una de las almohadas y quitándose la ropa poco a poco. Torpemente el hizo lo mismo. Una vez mas el estaba muy nervioso, pero maravillado al mismo tiempo al contemplar ese cuerpo tan maravilloso de diosa, que ahora desnudo parecía más perfecto que nunca. “Ven, acércate” le decía ella con dulzura. Lentamente se fueron acomodando hasta llegar al punto que ella con su mano le ayudo a colocar su miembro erecto para que el pudiera penetrarla. “Mmmmm, que rico, gemía ella” “Esto es increíble, pero no puedo aguantar mas, ¿que hago?” pensaba el con desesperación. Como era de esperarse la relación no duro mucho y ella termino muy molesta con él por haber acabado tan pronto. Afortunadamente para Gerardo esa no fue la última oportunidad que tuvo con Araceli. Después de otro intento fallido y gracias a la ayuda de unos buenos cacahuates y unas chelas logro consumar con ella su primera relación sexual satisfactoria en un hotelito del pueblo de Chalma.

“¿Cuando vamos a ir otra vez?” insistía el continuamente. “Es que no puedo, nos van a ver” respondía ella con temor la mayoría de las veces. Pero las pocas ocasiones que aceptaba ir, Araceli hacía el amor de una forma tan rica y deliciosa, que aunado al amor que Gerardo sentía por ella, hacían que cada vez el se encontrara mas enculado. Ultimamante, Gerardo se comportaba de manera diferente, seguía siendo el mismo pero ahora se le veía triste. Una vez no pudo más y se puso a llorar en el camión que lo llevaba de vuelta a su casa. En otra ocasión unos policías lo sorprendieron sentado llorando en el medio de un prado del parque. Aún la seguía viendo salir del trabajo, cruzando por la glorieta de la fuente, todavía veía sus nalgas preciosas y su cuerpo tan perfecto, solo que la sensación de admiración y deseo ahora se había mezclado con algo diferente, existía un sentimiento de sufrimiento e impotencia al verla alejarse. “¿Porque saliste tan tarde?” le preguntaba el hombre del bigote, “tenía mucho trabajo” “¿Pos ya le vas bajando no? haber a que hora chingaos llegamos a la casa pa que atiendas a tus pinches chamacos”.

9 respuestas a La glorieta de la fuente

  1. ange1ica dice:

    Hola Eduardo:

    Me parece una buena historia y su desarrollo es interesante; sin embargo, me cuesta trabajo ubicar la simetría; estaré revisando los comentarios de los otros compañeros para complementar el mío; como te podrás dar cuenta yo también tengo problemas con éste tema.

  2. caskabel dice:

    Eduardo,
    Me gustó como narras el detalle de los movimientos de ella al caminar. Él es un ingenuo, pero… ¿cómo veía el a las mujeres inalcanzables? ¿cuál es la canción de la pareja ideal? creo que esos detalles me gustarían conocer. El final es bueno. Pero no pensé en simetría al leer tu texto..¿dónde está?
    Saludos,
    Alejandra

    • Eduardo De la Rosa dice:

      Hola Ale, Muchas Gracias por tu comentario. ¿Te pareció el Ingenuo?, jeje. Efectivamente el personaje es alguien sin experiencia con las mujeres y con mucho problema para relacionarse con ellas, debido a su propia historia personal que lo ha llevado a tener una baja autoestima. La canción de la pareja ideal es muy viejita, de por ahí de los 80´s, te anexo un link para que la escuches: (http://www.youtube.com/watch?v=fmHxoyVGnPk), lo que fue un error de mi parte fue no dar mas contexto para recordar esta canción o para mencionar algo que hiciera mas referencia a la misma. De la simetría tienes razón, me costo mucho trabajo plantearla (ver mi comentario de respuesta a Alberto).

      • Alisma dice:

        Hola, Eduardo:

        No, no creo que tengas que poner más referencias sobre la canción, lo que pasa es que pienso que Alejandra es muy chiquita para recordarla, pero lamentablemente yo supe a la perfección de qué canción estabas hablando, jajajaja… nunca fui su fan, pero es típica de los 80´s.

        Saludos😉

  3. Hola a todos. Siguen mis comentarios…

    Me temo que en este texto tampoco veo la simetría. Me parece que algunos detalles del final podrían corresponderse con otros del principio, pero sólo de un modo forzado (por ejemplo, el personaje está solo al comienzo y solo al final aunque en otro lado). Un contraste fácil de hacer dada la situación inicial sería, por ejemplo, que el personaje terminara solo pero por elección y no por sentirse incapaz de relacionarse.

    Por otro lado, tal como está el texto me deja muy intrigado: ¿qué le pasó a Gerardo? Da la impresión de haberse encontrado con que su enamorada tiene otra pareja, pero antes ya estaba presa de un llanto incontrolable, sentado en una fuente, en una situación que no deja claro cuánto tiempo ha pasado ni si prosigue con su vida normal. Creo que hay que revisar; ¿alguna de las impresiones que he anotado es parte de tus intenciones?

    Saludos y seguimos.

    • Eduardo De la Rosa dice:

      Hola Alberto, gracias por tu comentario (y a los demás también). Efectivamente este ejercicio me costo mucho trabajo, eso de encontrar la simetría en una historia no esta nada fácil, al menos para mi. Según yo, la simetría de mi texto estaba en Gerardo observando a su objeto del deseo atravesar la fuente, solo que en dos condiciones diferentes, al principio, con deseo solamente, y al final con deseo y dolor. De hecho la historia que trate de expresar no deja a Gerardo solo al final, sino más bien envuelto en una triangulación entre él, el esposo de Araceli, y ella, quien desde un principio de la relación con Gerardo se encontraba casada y con hijos. Esta es una buena lección para mí porque no pude expresar bien la situación. ¡Muchas Gracias por la retroalimentación! ¿Algún consejo para crear de una forma más fácil simetría en los textos? Saludos, Eduardo.

  4. nierikadeldesierto dice:

    Hola Eduardo:

    Yo no entendí eso de que estaba casada, el hombre de bigote me pareció un elemento inexplicable hasta leer tu explicación en la respuesta a Alberto. A mí me pareció que seguías hablando de Gerardo.

    Si tu intención de la simetría era el elemento en la fuente, quizá deberías separarlo como una especie de introducción a cada parte de la historia. Aparte de tomarte el tiempo para desarrollar la mitad en que la ve con esperanza y la parte en que la ve con tristeza. Porque en eso tampoco es simétrica tu historia, decdicas mucho tiempo y mucha descripción a la primera parte, cuando la ve con emoción y empiezan a salir. No me malentiendas eh?, esa parte de tu historia es muy rica, yo no la reduciría, pero sí aumentaría la otra parte, en la que la mira pero ya con desilusión.

    Otra cosa, Gerardo sabe que ella es casada?

    Ahora fíjate, puedes empezar por lo de la fuente. Por ejemplo:

    Una de las cosas que más embriagaba a Gerardo, era mirarla moverse de un lado a otro, observarla salir del trabajo y cruzar al otro lado de la calle atravesando esa pintoresca glorieta con la fuente al centro. Le gustaba mirarla porque le parecía graciosa al rodearla. Él veía sus piernas, sus pies tan perfectos, sus caderas, sus nalgas…, era como ver el cuerpo de una diosa que la que soñaba despierto.
    Desde que Gerardo había comenzado a trabajar en la agencia de publicidad se encontraba feliz. Le dieron la oportunidad de ser mensajero (…) Meses más tarde se encontró con una dicha nunca antes experimentaba. No perdía oportunidad para ir con el jefe y toparse con ella. Sus ojos (… y su sonrisa tan llena de alegría). “Me gusta cuando ella me pega un puñetazo en el brazo(…)”

    (ACÁ LE SIGUES CON TU HISTORIA HASTA QUE DICES QUE LA FORMA TAN RICA DE ARACELI DE HACER EL AMOR Y SU AMOR POR ELLA LO TIENEN ENCULADO… AHÍ TERMINARÍA TU HISTORIA.
    AHORA EMPIEZA LA SEGUNDA HISTORIA O LA SEGUNDA PARTE DE LA HISTORIA. INICIAS CON UNA ALUSIÓN A LA GLORIETA Y SEPARALO CON DOS ESPACIOS PARA QUE LA DISTANCIA SEA MÁS CONTUNDENTE. POR EJEMPLO:)

    Últimamente, Gerardo se comporta de manera diferente, sigue siendo el mismo, pero ahora se le ve triste. Aún la mira salir del trabajo y cruzar al otro lado, atravesando la deprimente glorieta de la fuente. Aún le parece gracioso la forma en que la rodea. Aún mira sus piernas, sus pies perfectos, sus caderas, sus nalgas, aún la ve como una diosa. Pero ahora sí la diosa es inalcanzable.
    Una vez Gerardo no pudo más y se puso a llorar en el camión camino a su casa. En otra ocasión unos policías lo sorprendieron sentado en un prado en medio de un parque….

    AHORA LA ONDA ES QUE DESARROLLES MÁS ESTA HISTORIA, TANTO COMO LA OTRA, PIENSA EN DETALLES QUE NARRASTE Y NÁRRALOS AQUÍ CON ALGUNA VARIACIÓN, PUEDEN SER SIMILARES O DIFERENTES, POR EJEMPLO, EN LA PRIMERA PARTE DESCRIBES CÓMO FUE AL CINE CON ARACELI, AHORA PUEDES DECIR QUE FUE AL CINE SÓLO Y HABLAR DE LOS DETALLES QUE RECORDÓ DE LA ÚLTIMA VEZ O ALGO ASÍ… OTRO EJEMPLO, EN LA PRIMERA PARTE DESCIRBES CÓMO LA BUSCA EN EL TRABAJO, AHORA PUEDES MENCIONAR CÓMO LA EVADE, O CÓMO ELLA LO EVADE… OTRO: EN LA PRIMERA PARTE DESCRIBES COMO HACEN EL AMOR, EN LA SEGUNDA PUEDES DESCRIBIR UNA FANTASÍA, O QUIZÁ ÉL YA SE METIÓ CON OTRA MUJER Y PUEDES DESCRIBIR COMO LAS COMPARA, O CÓMO DETESTA ESTA NUEVA EXPERIENCIA, O CÓMO EVADE SU TRISTEZA EN OTRAS…NO SÉ. ESO YA QUEDA A TU IMAGINACIÓN, PERO SI NARRA UN BUEN CACHO DE LA CONTRAPARTE DE LA HISTORIA INICIAL PARA QUE SI SE VEA LA SIMETRÍA.

    En fin,espero haberte ayudado un poco.

    Saludos,

    Ana

    P.D. Y lo siento, pero yo tampoco entendí lo de la canción de la pareja ideal. Nunca había oído hablar de Marisela y cuando dijiste la canción de la pareja ideal, me imaginé que estabas hablando de Araceli y Gerardo (quizá él los pensaba así)… concuerdo con Alisma en que no es necesaria la alusión porque no viene al caso en tu historia, pero eso sí, yo podnría el nombre de la canción entre comillas. Así, aunuqe uno no tenga la referencia de la canción, como es el caso de Alejandra y mío, al menso podemos asumir que se habla de una canción y no es un pensamiento de los personajes)… Sorry, la tuve que buscar en youtube, pero al menos ya sé quien es la tal Marisela…🙂

    • Eduardo De la Rosa dice:

      ¡Wow!

      Ana, Mil gracias por la dedicación y los consejos de este cuento. La verdad se me hizo increíble tu consejo de como lograr la simetría, gracias nuevamente.

      Solo para darte un poco de contexto de lo que no estuvo tan bien contado: Gerardo si sabía que Araceli era casada, lo supo desde un principió pero no le importo eso para entablar una relación con ella. En la segunda parte de la historia, Gerardo sigue saliendo con Araceli en una relación de infidelidad de parte de ella, la diferencia es que ahora a Gerardo le duele la situación porque se ha enamorado de Araceli.

      En cuanto a la canción de la pareja ideal me da mucha risa la cosquilla que causó. jeje. Que bueno que pudiste verla por youtube.

      Nuevamente muchas gracias por el superconsejo. Te mando muchos saludos, Eduardo.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: