Papeles invertidos

                                                                por:  Angélica

El atardecer anuncia la noche con colores naranjas y ocres, corre un viento fresco que mece con suavidad los trigales, los grillos y las ranas cantan su alegría y festivas luciérnagas comienzan a danzar; éste era el paisaje que Sara refería a su amiga Lía por internet; ella vivía en el campo y esta escena le era habitual, tanto, que muchas veces ni siquiera la notaba; en cambio Lía vivía en la ciudad y era dulce y delicada, por lo que agradecía profundamente esta pequeñas descripciones, tan inusuales para ella. 

Se les había hecho costumbre charlar de tarde en tarde y de esto hacía ya más de un año.  Sara refería sus faenas diarias, había terminado la preparatoria y su vida era dura, siempre soñó con ir a la universidad, pero no pudo; así que sus charlas con Lía la llenaban de fantasías, ella estudiaba psicología; le contaba de la escuela, de sus amigos, de sus idas al cine o a los antros y mil cosas más, por su lado, Lía suponía que ver praderas llenas de verdor todos los días o caminar al lado de un riachuelo debía ser sublime.

Para despedirse, Sara le pidió a Lía describir su atardecer, y ella dijo: comienza a declinar el sol, pero no lo veo desde mi ventana, sólo puedo percibirlo por la ausencia de su luz, poco a poco se van encendiendo las luces de la calle y de los autos resaltan los faros encendidos.

3 respuestas a Papeles invertidos

  1. Alisma dice:

    Hola, de nuevo:

    Me gusta mucho la idea de las dos amigas y sus pláticas; así como el contraste en sus vidas. Me agradó la simetría, en especial en la idea de la descripción de los atardeceres.

    Lo único sería es que la frase con que cierras el cuento no la siento como frase de final de algo, más bien que me dejó con la sensación de que faltaba más por leer. No sé, tampoco me hagas mucho caso, igual y es sólo mi percepción.

    Saludos😉

  2. dubriel dice:

    Hola Angélica:
    La dscripción del campo está muy bien hecha, me gustó.
    Ùnicamente en el segundo párrafo me confundí con los nombres, después del punto y seguido inicias con Sara y luego separado con comas proporcionas algunos atributos de ella, cuando inicias con Lia dices que estudia sicología. Cuando lo leí confundí a Lia con Sara.
    Saludos

  3. Hola a todos. Siguen mis comentarios…

    En este texto la simetría se plantea de manera muy simple y directa, pues desde el comienzo se da el contraste entre Sara y Lía. El rasgo más claro de la simetría se da al final, cuando la descripción de los atardeceres se enlaza con la mención del comienzo, pero creo que (si bien esa mención es suficiente para hablar de simetría) se podría explotar un poco más el resto de los detalles de la historia, para darle más riqueza. Un solo ejemplo: ¿cómo es Sara, si Lía es dulce y delicada?

    (Comentario al margen: ojo con las comas nuevamente.)

    Saludos y seguimos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: