La mujer que no llega

El hombre extraña a su amada. La extraña como si fuera a volverla a ver. El hombre procura una y otra vez recordarla, pero no logra reconstruir si quiera su cara. Ha pasado mucho tiempo desde que la vio por última vez.

Pide consejo al psiquiatra, quien le diagnostica un lamentable padecimiento: “Está usted deprimido por una mujer inventada”. Le exije que se distraiga. El hombre juega, camina, lee, trabaja, sueña, pasea, viaja, regresa y la extraña y la extraña. El hombre extraña a un fantasma.

De manera que el médico le receta unas cuantas medicinas para poder olvidarla, y contra todo pronóstico, el efecto en el paciente es que él cree encontrarla.

El doctor entonces, le dice al hombre que escriba una carta de despedida a esta mujer ficticia, pero el paciente regresa con la descripción de la carta respuesta que recibió. Ella también lo ama, pero le es imposible presentarse.

Así que el doctor lleva al hombre a una enorme casa cerrada donde con toda tranquilidad prodrá esperarla.

5 respuestas a La mujer que no llega

  1. ange1ica dice:

    Hola Elvira:
    La idea de tu ejercicio me parece muy buena; sin embargo siento que le falta contundencia y creo que se debe al uso de las palabras; por ejemplo “La extraña como si fuera a volverla a ver”, según yo esto no puede ser, porque más abajo dices que nunca la ha visto, y la palabra volverla no me gusta, quizá podrías utilizar otra palabra.

  2. Eduardo De la Rosa dice:

    Hola Elvira, no había visto tu texto antes, creo que andaba por aquí medio escondido. A mí en lo personal me gustó mucho el toque de locura del personaje y el desenlace al que se llega. Saludos, Eduardo.

  3. Fernanda dice:

    ¡HÍJOLE!
    ¡CARAMBA!

    ME ENCANTÓ LA ANÉCDOTA: “UN HOMBRE EXTRAÑA A UNA MUJER QUE NO EXISTE. SU PSIQUIATRA LO CONVENCE DE ESCRIBIRLE UNA CARTA DICIÉNDOLE QUE LA AMA. ÉL RECIBE RESPUESTA” ¡WOW!

    LA IDEA ME PARECE ESTUPÉNDA PARA UN CUENTITO CORTO, PERO CREO COMO LO HAN DICHO EDUARDO Y ANGÉLICA, QUE NAUFRAGAS EN LA FORMA. SI ASÍ ME FASCINÓ, CON OTRAS PALABRAS ME HABRÍA ENCANTADO.

  4. nierikadeldesierto dice:

    Hola Elvira:

    Yo también coincido que le falta un poco de contundencia.
    Esta buena la idea para que la desarrolles con más detalle.

    Saludos,

    Ana

  5. Sigo con mis comentarios breves…

    Me gusta que el texto, Elvira, trate de apegarse a la forma del de Piñera: frases cortas, desarrollo muy claro y escueto. Creo que lo que no me convence, en cambio, es el final, en el que se revela que el personaje simplemente está loco: es creíble, por supuesto, pero a lo mejor se podría dejar la duda sobre si está loco o no (y por lo tanto inquietar o sorprender un poco más al lector) terminando un poco antes, cuando llega la carta de la amada.

    Saludos…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: