La Magia del Dragón

Después de su matrimonio con la cocinera el soldado corto en pedazos los cuerpos del príncipe y de la esposa traicionera y los llevo al palacio del dragón para prepararle su Kasha y de esta forma agradecerle su apoyo y amistad.

El dragón les pidió, al soldado y a la cocinera, que trabajaran para él y a cambio de esto les enseñaría las diferentes artes mágicas conocidas por los dragones desde los orígenes del universo.

Durante muchos años trabajaron preparando el Kasha para el dragón y aprendiendo todos los secretos que el dragón les enseñaba, durante estos años de aprendizaje nacieron dos varones y dos niñas que junto a ellos aprendieron todas las artes mágicas que el dragón conocía y que el aprendió de sus ancestros en una tradición “dragonesca”

Durante un largo tiempo trabajaron para el dragón al mismo tiempo que aprendían las artes mágicas ancestrales de los dragones, conocieron, practicaron, aprendieron y en algunos casos lograron mejorar hechizos, pócimas y transformaciones.

Los hijos del soldado crecieron junto al dragón aprendiendo todos estos secretos de las artes mágicas y al llegar a la edad adulta decidieron abandonaron el palacio del dragón y se fueron a recorrer el mundo, tomaron diferentes direcciones de tal forma que las artes mágicas en general y la de los dragones en particular fueron conocidas en toda la faz de la tierra y así fue como muchos de los descendientes del soldado y la cocinera son conocidos hasta nuestros días como grandes magos y hechiceros, pero pocos saben gracias a nuestro soldado las artes mágicas fueron difundidas en todo el mundo por su descendencia y aunque los dragones, las artes mágicas y la magia en general son hoy poco creíbles, siempre queda un resquicio de que esto sea verdad y que sigan a nuestro alrededor…

9 respuestas a La Magia del Dragón

  1. dubriel dice:

    Me agrada el final porque da lugar al suspenso.
    El párrafo tercero y cuarto parece que inician con la misma idea.
    En el último párrafo dice: “decidieron abandonaron” quedaría mejor: “decidieron abandonar”

  2. nierikadeldesierto dice:

    Me gustó que abrieras posiblidades más allá de la vida del soldado y el dragón.
    El último párrafo es intersante, pero me parece que te faltan muchas comas porque se acelera la lectura y si lo pausas más, le das al letor más tiempo de saborear las posibilidades del futuro…

    En esta línea me parece que podrías agregar un QUE: “pero pocos saben (QUE) gracias a nuestro soldado las artes mágicas fueron difundidas”

  3. Dicen que el que se ríe se lleva y eso hace que de mucha pena hacer una crítica, especialmente a lago trabajado con mucha enjundia. Me gustó también la idea, pero siento que le falta trabajo a la redacción. Acentos a verbos en pasado, por ejemplo, en el primer párrafo están “cortó” y “llevó”. Supongo que son errores con los dedos, me pasó igualito en mi primera versión je, je.

    Ya se comentó que los párrafos tercero y cuarto son redundantes. Él, cuando es sustantivo también lleva acento (párrafo tercero).

    El primer libro que recuerdo haber leído en mi vida era un viejo volumen con pasta gris y letras rojas en la portada, que tenía una colección de cuentos populares rusos. Recuerdo especialmente el de un bollito redondito que va salvando el “pellejo” convenciendo a todos de no devorarlo o el de unas casas con patas de gallina que pegan brincos. Me gusta mucho tu forma de complementar el cuento, muy onda introducción al mundo Tolkien, pero creo que no acabo de agarrarle la onda porque creo que –a diferencia de los otros que he leído en este ejercicio- se sale del estilo de los cuentos rusos que leía de niña. Lo más probable es que sea solo una impresión mía, pero eso siento.

    Un beso.

  4. Alisma dice:

    Hola:

    Coincido con los comentarios anteriores.

    Pienso que podrías reacomodar las ideas de los primeros párrafos y conjugarlas en uno solo para evitar que se repitan.

    Unirlos también te ayudaría para que no tuvieras la misma palabra al inicio del tercer y cuarto párrafo.

    Saludos.

  5. lizzava dice:

    También considero que repites mucho las palabras y eso le resta fuerza a tu texto. El final está genial.
    Cuando dices que nacieron dos varones y dos niños, parecería que esto tiene alguna relevancia, pero luego sólo dices que fueron los encargados de recorrer el mundo con el conocimiento que recibieron. Tal vez sería bueno que dieras un poco más de espacio al hecho de que hayas elegido 4 hijos de los dos sexos.

  6. Eduardo De la Rosa dice:

    Quizás me equivoque en lo que voy a decir pero pues ahi va …… A mí me pareció que esta muy bien redactado (salvo las observaciones ya mencionadas, las comas, los parrafos, etc.) pero creo que el estilo de contar la historia suena mas a un relato historico que a un capitulo del cuento. Cuendo lo leía no encontraba una historia en su interior sino a alguien redactando una serie de sucesos con poca trasendencia. Ojala no suene esto ofensivo y menos porque yo no soy experto de nada, pero así me sentí al leerlo. Saludos !!

  7. hermelindaneri dice:

    Este cuento me resulta interesante porque en todo momento me mantuvo interesada en el relato, sobre todo en la parte que menciona como toda lamagia sedio a conocer al mundo por medio de la desendencia del soldado y la cocinera. en donde aparece decidieron abandonaron, es decidieron abandonar…

  8. Hola. Siguen mis comentarios…

    Creo que aquí es muy necesario revisar la redacción y la puntuación, porque no sólo el sentido de las oraciones se “aplana” aquí y allá sino que, como ya se indicó, hay palabras que faltan. Una vez más digo que no hay nada malo ni infamante en cometer este tipo de errores (a todos nos pasa), pues tampoco es tan complicado corregirlos. De hecho, la mejor forma de aprender todo esto es simplemente leyendo, y en especial leyendo libros que estén bien redactados (no todos lo están). Grandes maestros de la prosa como Alfonso Reyes, Jorge Luis Borges o Juan José Arreola pueden servir casi invariablemente.

    En relación con la prolongación del final del cuento que se nos presenta aquí, creo que se da un efecto opuesto a lo que pasa en otros textos, porque en lugar de que se profundice nuestra mirada sobre los hechos, por medio de más detalles, aquí se vuelve un poco más superficial, porque se nos dice menos. Años de sucesos se comprimen en pocas palabras incluso más notoriamente de como sucede en el texto original, y esto en sí mismo no es ni malo ni bueno, pero como se dan ciertas sugerencias interesantes (los hijos, la relación posterior con el dragón, etcétera) el lector se puede quedar con ganas de más. Por último, aunque la idea de que toda esta magia persiste tal vez hasta hoy es muy interesante, creo que no hace falta intentar acomodarla en nuestra visión de lo que es real y lo que no lo es como se intenta al final del texto. En la ficción (aquí es donde empieza a cobrar importancia la palabra) todo puede pasar, así que el lector puede aceptar que el mundo de “La camisa mágica” pudiera tener un presente (un año 2009) en el que la magia fuera totalmente habitual…

    Saludos y seguimos.

  9. caskabel dice:

    Hola, me pareció super interesante la relación que aparece al final del cuento entre los descendientes del soldado y la cocinera y los magos existentes en el mundo. Creo que hay detalles que enriquecerían tu narración como por ejemplo el ampliar una mini historia acerca de como conocieron e incluso mejoraron algunas de las artes mágicas ancestrales de los dragones. Sentí que en tu narración vas por encima de los sucesos de manera muuuuy rápida hasta el tiempo presente.
    Saludos,
    A.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: